0

Evaluando conocimientos

A la hora de estudiar, lo que a veces solemos prestar menos atención es a saber si de verdad nos sabemos lo que estamos estudiando, o simplemente afirmamos eso porque pensamos que algo se nos ha tenido que quedar en la cabeza.

La mayoría de las personas, cuando estudia, no presta atención a “evaluar” ese conocimiento, es decir, no es “repasar” sino poder decir, en voz alta mejor porque se nos quedará más grabado, todo el tema, desde el principio al final, conociendo al dedillo lo que estamos diciendo, lo que se nos olvida y aquello en lo que hemos prestado más atención.

Esta forma de evaluación no sólo sirve para cerciorarnos de que los conocimientos están consolidados sino que nos sirve para repasar (un repaso activo) y para motivarnos al ver que el esfuerzo está mereciendo la pena porque estamos eliminando materia.

Además, también nos puede servir en caso de que uno de los temas caiga y haya que hacer una presentación oral del mismo ya que será como si estuviéramos en casa contándonos a nosotros mismos el tema.


Escribe un comentario