2

Opositar no impide cuidarse

dracula Opositar no impide cuidarse

Para preparar una oposiciones, no es necesario vivir como un/a monje/a de clausura, dentro de una cueva de la montaña más alejada de la civilización del mundo… Hay que recordar continuar unos cuidados físicos y mentales que nos permitirán ser una persona saludable a la vista de todos, y lo que es más importante, nos mantendrán el espíritu animado y con ilusión de continuar

Pongamos un ejemplo: faltan dos semanas para el examen de oposiciones al cuerpo de maestros, y tú te dedicas a estar encerrado en casa, sin ver la luz del sol, casi sin dormir, comiendo “guarradas” pues no hay tiempo para cocinar nada, y afeitarse, peinarse y en general, acicalarse, ya no sabes lo que es

El verte al espejo te quita las ganas de todo, y tu sensación de cansancio general debido a la falta de vitaminas (por falta de sol, mala alimentación…) te invita a echarte y tirar la toalla.

Sin embargo decides ir a cumplir lo que te has propuesto. Llegas al examen ante un tribunal que lo valora TODO, y te presentas con una tez blanquecina, casi diría yo amarillenta, con unas ojeras que recuerdan a Drácula en sus mejores tiempos, esa barba que no se sabe de donde sale, pues tapa zonas de la cara que no sabíamos que las podía cubrir, y una ropa por supuesto sin lavar ni planchar, pues no hubo tiempo para tal cosa.

Nada más llegar al examen, aunque te hubieras dado la ducha de las duchas, el aspecto dicta al de al lado, que cierre las pituitarias que te acercas.

Y claro, al tribunal le sorprenderá tu aparición espectral… Seguro que no te pueden ni escuchar, pues están concentrados en que no les saltes a la yugular para saciar esa anemia segura que tiene tu cuerpo.

Sé que lo he exagerado para que lo entedáis, pero hay casos que rozan lo que expongo, ¿A que sí? Cuidemos un poco nuestro cuerpo, por mucho que sean días de exámenes…¿Vale?


2 comentarios

  1.   aloe dijo

    Tienes toda la razón. Yo soy opositor desde hace 10 meses y eso no me impide tener hábitos saludables en cuanto a imagen, salud, deporte, aseo personal, etc.

    Todo es cuestión de saber organizarse y ser estricto con los horarios. Y tener fuerza de voluntad claro.

    Buen blog. Un saludo.

  2.   Conchín dijo

    Un chico aseado… Jeje! ¡Cómo debe ser! Y es que es lo que tú dices, con organización y voluntad, hay tiempo para cuidarse. Ale, pues a seguir así y suerte con las opos ;-)

Escribe un comentario