2

Un PASEO para el caos en oposiciones

meneame_share

paseo Un PASEO para el caos en oposiciones

El mundo de las oposiciones puede, junto con otros factores, generar una etapa en nuestra vida caótica y con borrosa solución.

Un paseo es una solución a un momento caótico, a un momento de no saber qué camino tomar, un paseo con lo simple que es, puede ofrecernos ese momento de paz interior que no nos permita reflexionar con claridad…

Hace calor, estos días en todo el país las temperaturas queman, así que la tarde-noche puede refrescar lo suficiente como para que tu paseo sea más productivo. No importa el sitio elegido para el paseo, por lo que sal de casa y empieza a andar.

  • Ese paseo debe ser pausado, no hay prisas, pues no se busca llegar a ningún sitio, por lo que tómatelo con paso más lento de lo que lo sueles hacer.
  • Mirar a tu alrededor te hará focalizar la atención en cosas capaces de sorprenderte. Tal vez descubras sitios nuevos por los que has pasado cientos de veces. Tal vez encuentres un anuncio publicitario que veas conveniente para ti, tal vez te encuentres con la persona que sin querer buscabas…
  • Después de un rato, y recordando que estamos en verano, párate y tómate algo de beber, si llevas tu refrigerio, puedes tomar asiento en un banco de la calle, o bien puedes escoger un terracita de un bar, y dedicar un tiempo al refresco.
  • Retomamos la andadura. Ahora ya podemos empezar a pensar en nuestras cosas. Seguro que durante el paseo hemos descansado un poco la mente, y nos encontramos con la serenidad suficiente como para abordar las cuestiones con madurez y mayor tranquilidad. Siempre si dejar de pasear.

No se trata de salir a la calle a calmarse para volver a casa y volver a retomar nuestras cuestiones… No. Se trata de, desde otra situación más calmada, donde hemos controlado nuestros ánimos, y en otro contexto exterior, donde observamos cómo la vida prosigue, empezar a comprender que nuestra circunstancia caótica es sólo un enfoque. Se puede ver desde otra perspectiva mejor.

Por eso, mi consejo es que la segunda parte del paseo debe retomar nuestros pensamientos.

Y necesáriamente necesitamos una tercera parte del paseo: la de conclusión de nuestros pensamientos. Si es necesario párate de nuevo, en un banco, en un mirador… Aquí nos relajará un pensamiento: hemos sido capaces de plantear nuestras cosas con la calma que requiere un paseo tranquilo. Ahora somos más capaces de asumir las situaciones que nos rodean.

El paseo puede ser también nuestro desahogo, para que a la vuelta a casa estemos más tranquilos y la reflexión nos ayude a actúar en vistas a una solución del caos.

Espero que  este tipo de paseos para la reflexión os sean útiles para no sumirse en una espiral sin solución. Os aseguro que a mí, en muchas ocasiones, me han venido bien.


meneame_share

2 comentarios

  1.   SuKi dijo

    Me encanta leer tus técnicas de estudio y relajación… gracias!!!

  2.   Conchín dijo

    Todos necesitamos usar alguna vez este tipo de técnicas para ayudar a poner orden a circunstancias difíciles. Me alegro de que te resulten interesantes y espero que a los lectores de oposiciones20 os sean útiles. Un abrazo.

Escribe un comentario