0

Motivación en el estudio

meneame_share

motivacion Motivación en el estudio

La motivación  en el estudio es una de las razones por la que se obtienen buenos resultados y un rendimiento adecuado en el aprendizaje. No basta con ser inteligente sino se tiene una serie de impulsos internos y el saber aplicarlos de la mejor manera al método de estudio. Estos impulsos los llamamos motivación.

Una persona motivada es aquella que se caracteriza por tener esa energía y claridad en los objetivos que se quieren alcanzar. La motivación genera atención selectiva. El aprendizaje se produce sólo en una situación de elección y por medio de la utilización de estrategias, porque el individuo tiene capacidades limitadas para registrar, procesar y almacenar las informaciones. Una actitud dinámica y activa de estudiante aumenta notablemente sus capacidades en todos los aspectos.

Existen dos tipos de motivaciones que impulsan a un estudiante a desarrollar y alcanzar sus objetivos.

 

Motivación intrínseca: este tipo de motivación va ligada al simple hecho de aprender por placer, la curiosidad espontánea y el deseo de saber algo nuevo que ayude a alimentar su nivel de conocimiento sobre un tema en concreto o ya sea general.
Motivación extrínseca: esta conectada con el deseo de lograr o recibir un reconocimiento o premio, alcanzar una aceptación social.

Existen  tres factores básicos en la motivación:
El deseo
El poder
: El convencimiento de que se alcanzará la meta independientemente del grado de dificultad que tenga.
El deber: El secreto de la motivación estriba en que uno debe poner algo de sí mismo para lograr lo que desea. 

Cuando una persona se plantea presentar una oposición, debe encontrar  motivación ya que el tiempo de preparación es un proceso en algunos casos largo y muy difícil de alcanzar. Si se está motivado, cualquier grado de dificultad que se presente se afrontará de una forma diferente logrando así  el objetivo de aprobar.


meneame_share

Escribe un comentario